Gente felis

Entre suspiros me hallo

Pienso en ella... Como todos los días. E imagino que vuelvo a verla, que la abrazo y que la hago mía, que no la suelto y... Suspiro. Ahora que la echo de menos, más necesidad tengo de ella y los sentimientos pasan a engrandecerse. Sólo quiero su presencia, eso me basta. Y es entonces, al imaginarme que la beso y que me corresponde, cuando me da un terrible vuelco al corazón. Y entrecierro los ojos y suspiro de nuevo. Como cuando me besó por primera vez.

1 comentario:

  1. Y me encanta que seas feliz, te lo mereces.
    Ver oír y callar.

    ResponderEliminar

Me gustaría que me dejases un recuerdo de que has pasado por aquí